DAÑOS Y PERJUICIOS

Si bien el concepto de “daños y perjuicios” no viene recogido de forma expresa en la legislación laboral, si en el orden civil, aplicable de forma supletoria y que contempla la compensación por los daños y perjuicios sufridos como consecuencia del incumplimiento de una obligación contraída.

Se conciben normalmente dos tipos de responsabilidad:

  • Derivada de un incumplimiento contractual
  • Derivada de la producción de un daño extracontractual

En el orden social los hechos más comunes por los que se suelen reclamar este tipo de conceptos son:

  • Negativa del derecho o demora en la aplicación de la medida concerniente a la conciliación de vida personal, laboral y familiar (Art. 139 LJS)
  • Retraso en el pago de salario (recargo)
  • Efectos producidos por la decisión empresarial de movilidad geográfica, modificaciones sustanciales de las condiciones laborales, reducción de jornada, etc. (Art. 138 LJS)
  • Extinción del contrato de trabajo
  • Vulneración de derechos sindicales y demás derechos Fundamentales
  • Defectuoso funcionamiento de servicios médicos
  • Contenido del contrato

Si bien, como decíamos el concepto de daños y perjuicios es típico del orden civil, en reiteradas ocasiones, por el Tribunal Supremo se ha declarado la competencia del orden jurisdiccional social (laboral) para conocer de este tipo de reclamaciones.

Si te encuentras en alguno de estos supuestos, o crees que puedes estarlo, no dudes en contactar con nuestro equipo de expertos en materia laboral. Nuestra premisa es la confianza con el cliente y la profesionalidad, siempre estudiando y comentando con el cliente la viabilidad del caso.

 

Share This